Aquel día



Aquel día
Nos citamos a escondidas.
El mundo éramos solamente.
Tú y yo…
La primera mirada fue
Ingenuamente normal.
El primer abrazo fue
Sorpresivamente sensual…
El primer beso fue
Extremadamente dulce…
Y caímos rendidos
En los brazos del Amor…


Besaba sin cesar
Tus labios candorosos
Y mi lengua juguetona
Jugaba con la tuya…
Y nos dimos cuenta
Que al mezclarse
Tu saliva con la mía
Una alquimia misteriosa
Formaba un afrodisíaco…



Y desee tocar los capullos
De tus senos desnudos…
y mis manos recorrieron
Los lugares mas ocultos
De tu hermoso cuerpo.
Y tu clítoris virginal
Fue, por largo tiempo acariciado.
Por el poeta atrevido.
Y sentiste…
Y vibraste…
Y te hice sentir mujer…


Soy el poeta loco
Que se atreve a penetrar
Las profundidades más oscuras
Del deseo, del éxtasis
De la pasión, de la locura…


Y ahora se calienta
La sangre de mi doncella
Y ahora escucho
Tus gemidos cadenciosos
Que salen de tu hueco místico
Y eso gemidos son, la inspiración,
Son la música, para mi poesía…
Y el jugo de la vida fluye
Por las Trompas de Falopio.
Se acerca el clímax místico…
Y recordaras para siempre
El inolvidable momento aquel
En que tu cuerpo se estremeció
Y vibraste de placer…
Y te llega el orgasmo cósmico
Y jamás podrás olvidar
El intenso momento aquel
En el cual nos juntamos los dos:
La Poesía y el Placer…

Entradas similares

Cerrado

No se permiten nuevos comentarios